En cuatro años la IGP de la alubia quiere alcanzar mil hectareas

Apolinar Castellanos, junto a técnicos y otros miembros de la directiva de la IGP de la Alubia. A.V. -

Para ir diseñando la campaña, el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) de la Alubia de La Bañeza celebró ayer en la biblioteca una reunión con la parte productora para sentar las bases, presentar objetivos y ahondar en el sistema de funcionamiento que el consejo debe exigir a los agricultores.

Como las bases que se necesitan para controlar las hectáreas que se siembran y que la producción que se obtenga cumpla los parámetros de calidad para que la administración pueda acreditar que el producto que se pone en el lineal cumple con los requisitos de garantía.

El presidente de la IGP, Apolinar Castellanos, avanzó que el objetivo del consejo regulador es alcanzar en cuatro años las mil hectáreas cultivadas. Esta cifra supone doblar la superficie que se trabajó el año pasado, cuando se contabilizaron 460 hectáreas amparadas. «Esperamos que en 2018 se mantenga las hectáreas y que se vayan incrementando», apuntó, consciente de que este año juega a favor que hay disponibilidad suficiente de agua para el riego de los cultivos, pero en contra está la entrada en vigor la normativa que obliga a reservar un 5% de terreno de interés ecológico. No obstante, se prevé que los precios se mantengan, subrayó Castellanos.

Con este esquema inicial ahora queda por valorar qué expectativas manejan los productores, aunque se prevé que la tendencia, en cuanto a la hectáreas cultivadas con alubia bajo el amparo de la IGP, vaya creciendo año a año hasta duplicar la superficie de 2017 y «más ahora que el consejo regulador cuenta con unas bases más consolidadas», explicó el responsable. Cabe recordar que el órgano vivió a finales de 2016 y principios del año pasado unos meses convulsos. Aun así a lo largo del año pasado el consejo logró incrementar las hectáreas amparadas en casi cien, si se tiene en cuenta que en 2016 la superficie descendió a 380 hectáreas.

El año pasado, en toda la provincia de León se sembraron 4.823 hectáreas de alubia, aunque controladas por la IGP fueron 460. Éstas, según avanzó el presidente del consejo, fueron cultivadas por cerca de 70 agricultores y arrojaron una producción de aproximadamente mil toneladas. La alubia riñón sigue siendo la primera y acapara el 50%, mientras que la otra mitad se la repartieron las otras variedades, plancheta, canela y pinta.

Por último, Castellanos puso sobre la mesa que tras varios proyectos ya se cuenta con un producto que controla la grasa del cultivo y avanzó que hay una tercera iniciativa que aún está en una fase muy inicial.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec