El agua de Selgas trata de apagar el conflicto del riego del Páramo

Aspecto que presentaba el pantano de Los Barrios de Luna a principios de este mes. MARCIANO PÉREZ - El sindicato del Luna socorre a otras cuatro comunidades con sus últimas reservas.

 

El auxilio del Sindicato Central de Regantes del Embalse de Los Barrios de Luna permitió a la comunidad del Canal General del Páramo ofrecer a los agricultores que pedían mantener intacto su cupo de 3.700 metros cúbicos por hectárea calculados a principio de campaña agua hasta final de agosto, solución que, sin embargo, despierta recelos entre los que claman por el agua —que trabajan parcelas modernizadas— y apuntan que el sistema aún les da una media del 50% del agua asignada, frente a los cálculos de la directiva.

El martes por la noche, la comisión permanente de la comunidad informó a una representación de los agricultores que tras consultar con el Sindicato Central de Regantes del Embalse de Los Barrios de Luna existe una reserva con la que auxiliar a las comunidades que peor situación afronta, resultante del agua que no se utilizará para el riego de pastos en el río Luna y del embalse de Selga de Ordás, informó el presidente de este organismo, Ángel González Quintanilla. Esta bolsa de agua estaba prevista «para hacer frente a esta situación, aunque la situación en el Páramo ha precipitado la situación».

 

De esta manera, además del Canal General del Páramo —también conocido como Páramo Alto—, se complementarán las dotaciones de los canales de Castañón, Villares, Villadangos y Carrizo a fin de que ofrezcan a los cultivos de primavera un tercer riego de los cinco normales —excepto en el Páramo, con terrenos modernizados y pendientes de mejora, estas comunidades, riegan por gravedad». Quintanilla señaló que esta medida se debatirá el viernes con todas las comunidades del sindicato. Desde el Páramo Alto se explicó ayer que el martes se solicitó a la entidad «el reparto del agua en su totalidad», sin dejar bolsas como la que se emplea habitualmente para dar un riego final a la remolacha, ya fuera de campaña.

La última palabra

El reparto —de 2,5 hectómetros para el Páramo Alto, aproximadamente— permitirá a los regantes en modernizado llegar con agua al 24 de agosto, mientras que los riegos por gravedad terminarían hacia el día 10. Pero la comunidad matiza que la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) tendrá la última palabra en una reunión prevista para el 4 del mes próximo.

Desde la comunidad se quiso aclarar que los 3.700 metros cúbicos por hectárea de dotación que reclaman parte de los regantes constituyen «una hipótesis de trabajo», ya que lograr esta cantidad «sólo es posible con si las instalaciones de riego fueran las mismas en toda la comunidad. La realidades que cada hidrante es distintos y echa más o menos agua», pero, en cualquier caso, «si dividimos el consumo de agua por las hectáreas que riegan por gravedad se obtiene una media de 3.700 metros cúbicos». El problema surge al comparar «realidades distintas».

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec