585.000 kilos de lúpulo,la campaña más floja en 30 años

Imagen relacionadaLa SAT que agrupa a los cultivadores estiman unas pérdidas de 3,5 millones de euros.

Hoy finaliza la campaña lupulera en la provincia, Lúpulos de León, Sociedad Agraria de Transformación (SAT), cifra el volumen cosechado en 585.000 kilos de flor en las 537 hectáreas de cultivo de este año. En condiciones normales, con unos rendimientos medios de 2.000 kilos por hectárea, las entregas deberían ascender a algo más de un millón de kilos, en un año en el que tampoco se salva el contenido de ácidos alfa de los conos, que se estima entorno a un punto más bajo que los 11,8 grados que se registraron en 2016.

El presidente de la SAT, Isidoro Alonso, explicó que la pérdida de ácido —lo que realmente importa del cultivo en la fabricación de cerveza— se debe especialmente a la tormenta del 27 de agosto, que derribó alambradas enteras en los peores casos y dio con un gran número de plantas y flores en el suelo. «Se nos ha quedado mucha lupulina —como también se denomina a los ácidos alfa— en las fincas. La flor que quedó en la planta se abrió por el granizo y los ácidos cayeron al suelo». El desastre fue de tal magnitud que parte de la producción no se llegó a entregar y se teme que algunas de las paleras que partió el temporal no vuelvan a levantarse, perdiéndose esas parcelas para el lúpulo. «Algunas se van a sembrar este invierno con chopos», indicó el presidente de Lúpulos de León.

El golpe llegaba después de que a finales de abril se perdiera ya parte de la cosecha, debido a las dos noches de fuertes heladas que vivió la provincia. Ya entonces se anunció la imposibilidad de cumplir los contratos de suministro de lúpulo. Además, el desarrollo de las plantas impidió que los seguros atendiesen las pérdidas por las bajas temperaturas.

Las cifras confirman que ni la multinacional Hospteiner ni otros compradores minoritarios de la SAT recibirán las cantidades acordadas y que las pérdidas para los lupuleros superarán los tres millones de euros. Alrededor de 3,5 millones, refirió Alonso. «Se trata de la peor campaña ´para el sector de los últimos 30 años», aseguró el presidente de los cultivadores.

Por zonas, la pérdida de producción más alta se registra en el área de Carrizo de la Ribera, la más extensa en plantaciones —suma 250 hectáreas, el 66% de los terrenos lupuleros leoneses—. La SAT valora que entre las heladas, granizo y los vientos que lo acompañaron se ha perdido un 90% de la producción. En la zona de Astorga, con unas 60 hectáreas, el daño alcanzaría el 15%, mientras que entre Villoria y Benavides —donde el cultivo ocupa una extensión de 65 hectáreas— casi no se produjeron pérdidas.

 

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec