Abren por la fuerza los canales de Matalobos y Grisuela para regar

Los candados rotos se repusieron a lo largo de la jornada. RAMIRO - El Páramo Alto denuncia ante la Guardia Civil la rotura de candados y de acequias.

 

Los problemas continúan en la Comunidad General de Regantes del Canal del Páramo, donde a la protesta de los agricultores de los sectores modernizados de la semana pasada siguió ayer un episodio de actos vandálicos en los canales de Matalobos y Grisuela. A primera hora de la mañana se descubrió que los candados de las puertas en ambos canales se habían roto para levantar las puertas al máximo y, además, en el primero se rompieron acequias, con la consiguiente pérdida de agua.

Al parecer, la rotura de candados obedece a una actuación por la que un grupo de agricultores habría decidido por su cuenta comenzar el tercer riego, obviando las instrucciones de la comunidad.

Los representantes de la comunidad de regantes interpusieron ayer por la mañana denuncia por estos hechos ante el cuartel de la Guardia Civil en Santa María del Páramo, con el fin de que se investigue lo sucedido. Si las pesquisas policiales dieran fruto, el autor o autores responderían ante la justicia ordinaria por los daños causados, además de enfrentarse a sanciones de la comunidad de regantes y «posiblemente, de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD)», señalaron fuentes de la comunidad.

Pero a los responsables del Canal General del Páramo lo que más preocupa «es la espiral de violencia» que generan acciones que no benefician a nadie, pues «ni deja trabajar a quienes riegan por gravedad ni a los productores de la zona modernizada». Tras la polémica vivida la semana pasada, «se ha soliviantado a los regantes y podemos llegar a un problema social serio que no sabemos la dimensión que puede alcanzar».

El malestar en el Páramo Alto se generó en los comuneros que trabajan fincas en sectores ya modernizados cuando conocieron un cierre de campaña anticipado, en el que coincidían regadíos modernizados y sistemas tradicionales. Sus datos de consumo, extraídos del sistema informático que regula los riegos, no coincidían con los cálculos de la comunidad, de lo que inferían que en la zona que aún riega por gravedad el consumo ha sido superior al que le correspondía. Sin embargo, la comunidad insistía ayer en que no se ha ocultado información alguna a los comuneros. Todo el mundo se siente ahora perjudicado, pero esta situación se conoce desde el primer minuto de la campaña».

Con el sindicato central

Las actuaciones acometidas ayer tras descubrirse los daños causados consistieron en recuperar la mayor parte de la gua que se perdió en la acequia rota. No fue necesario suspender riegos programados para la jornada, aunque existía cierto temor a que la pérdida de agua afectara por la noche a la balsa del sector 9. Desde la administración de la comunidad se tachó de irresponsable el hecho, ya que al abrir por completo las puertas «el agua pudo haberse metido en el pueblo de Grisuela», causando mayores daños.

Responsables del Páramo Alto se reunieron ayer por la mañana con representantes y técnicos del Sindicato Central de Los Barrios de Luna, con el fin de que «los comuneros resulten lo menos perjudicados».

El sindicato repartió la semana pasada la reserva de agua sobrante entre el Páramo Alto y otras comunidades que se ven más afectadas por la falta de agua, con el fin de que puedan completar, en la medida de lo posible, el tercer y último riego previsto para este año. El reparto acordado se encuentra a expensas de que las decisiones que pueda tomar la CHD ante la compleja situación de este año.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec