La “discriminación” de Azucarera a los remolacheros leoneses que no pertenecen a Agroteo

Los agricultores remolacheros de León han entregado, históricamente, casi la totalidad de sus cosechas a la industria Azucarera, pero la situación comienza a cambiar y el destino se orienta ahora hacia Olmedo (Valladolid), donde se ubica la cooperativa Acor.

La razón de este viraje está, según el secretario general de UGAL-UPA, Matías Llorente, en la “discriminación” que Azucarera está haciendo a aquellos agricultores que no pertenecen a Agroteo, una sociedad en la que Azucarera cuenta con el 51% del capital, y a cuyos agricultores da “beneficios y bonificaciones en las semillas y también en la forma de pago, mientras al resto les paga a los 40 días, ellos cobran a los 10 días y con precios diferenciados”. Esta es la razón que ha llevado a muchos agricultores a apostar por la cooperativa vallisoletana “en detrimento de la Azucarera de La Bañeza” en la que, añade Llorente, “no se están haciendo las inversiones previstas”, lo que lleva a pensar que el “futuro está en otro lado y no en la provincia de León”.

En Ucogal (la Unión Comercial de Ganaderos y Agricultores de León) hay dos colectivos: los que entregan a Azucarera y, por primera vez, los de Acor que han contratado ya 40.000 toneladas de remolacha de las 140 a 160.000 totales. Y lo han hecho, no solo por la “discriminación”, sino también porque la cooperativa vallisoletana les ofrece un “precio garantizado” y pagan el arranque, de hecho, en la próxima campaña, Acor creará el primer módulo de arranque de la provincia, es decir se encargará de sacar la raíz y transportarla para su molturación. Mientras, critica Llornete, Azucarera paga en función del tres parámetros: la pulpa, el transporte y el rendimiento.

Complicada campaña de riego

A dos meses exactos del inicio de la campaña de riego y con los embalses al 32,5% de capacidad, Matías Llorente advierte de que “no será nada favorable”, pero que, incluso si lloviera y nevase mucho, la nueva normativa dela UE marca el  máximo de agua que se puede utilizar por hectárea en 7.000 metros cúbicos -frente a los más de 8.000 que usan los riegos por inundación-. De ahí la necesidad de avanzar lo más rápido posible en la modernización de los regadíos. Los embalses, explica, serán plurianuales, es decir, se concederán esos 7000 m3 cúbicos por hectárea y nada más, independientemente del agua embalsada que quede. Para poder tener una campaña de riego decente, Llorente cifra en 60 hectómetros cúbicos los que hacen falta en el Porma (ahora tiene 108 de 317), Riaño debería llegar hasta 380 (ahora tiene 215) y Barrios de Luna a 185 (tiene 89.9).

Disolución de las cámaras agrarias

El día 11 habrá elecciones en el campo, por primera vez serán sindicales y no a cámaras agrarias, pero hay una “contradicción total” porque con el resultado se nombrarán vocales a las cámaras en aquellas seis provincias en las que no están disueltas, por ello, desde la Alianza piden “a quien gane las elecciones que el primer acto sea la disolución de la cámara agraria y si no, que sea la propia consejera la que la disuelva, porque es una incongruencia tener un organismo sin competencias que está ocupado por unos ocupas que la usan para beneficio propio”.

De cara al 11 de febrero, el secretario general UCALE-COAG, Apolinar Castellanos, aseguró que la Alianza “seguirá defendiendo la agricultura leonesa, la que está de verdad vinculada a los productores, a los ATP, los que sudan cada mañana”. Por su parte, Matías Llorente lamentó que no se hubiera sumado a esta alianza, el otro “primo hermano”, en referencia a la UCCL y aseguro que, sea cual sea el resultado, continuarán “defendiendo a los agricultores y ganaderos y apoyarán las explotaciones familiares”.

Preocupación por las importaciones “incontroladas” de Ucrania

Según Matías Llorente, uno de los problemas “serios” a los que se enfrenta el campo son las “importaciones incontroladas de maíz, cebada y trigo por terceros países, que no son de la UE, como Ucrania, que sin pagar aranceles, está metiendo en los puertos españoles 1,2 millones de toneladas de maíz, 1,1 de cebada y 1,3 de cereal”. Si no se controla, advierte “el desastre es total porque los precios los fija la mercancía que llega a puerto y no se puede competir con terceros países que son productores de secano con rendimientos de regadío”.

Desde la Alianza Ugal-Upa Ucale-COAG dan “todo su apoyo a la ministra y a la consejera porque se está negociando la nueva PAC, el mayor interrogante es la dotación presupuestaria y pretenden que haya financiación por los países”, por eso la Alianza pide a las administraciones que “defiendan un presupuesto fuerte y que ese presupuesto llegue a los profesionales”

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec