Acor comenzará a recibir la remolacha de León de los agricultores que quieran

AzucareraRemolacha

La cooperativa Unión Comercial de Ganaderos y Agricultores de León (Ucogal) desviará «tanta remolacha como los cultivadores de León quieran» de la fábrica azucarera de La Bañeza a la de Acor, en Olmedo (Valladolid).

Después de que el jueves su presidente, Matías Llorente, formalizara la compra de 18.000 participaciones de la Sociedad Cooperativa General Agropecuaria (Acor) para la entrega de la producción de 550 hectáreas de remolacha, lo que se traduce en unas 60.000 toneladas de remolacha.

La cantidad final de raíz —el 31 de enero Llorente anunció que al menos 40.000 toneladas producidas en León se iban a contratar con Acor— continuará abierta hasta que finalice el plazo de contratación para la campaña de este año, aseguró.

«Esto demuestra el cariño de los agricultores hacia Azucarera Iberia», aseveró Llorente, que acusó a la compañía, del grupo Associated British Foods, de «monopolizar el sector como lo hacía en los años 70», a través de la empresa Agroteo, S.A.

El presidente de Ucogal y secretario del sindicato agrario Ugal-UPA aseguró que la distancia a la molturadora de Acor no es un impedimento para la venta de la raíz producida: «ahora mismo se mandan a Olmedo 5.000 toneladas todos los años, algo que no se haría si fuera tan perjudicial. Pero es que el transporte nos lo pagan. Al igual que en Azucarera, el agricultor sólo paga por el transporte de tierra, de manera que si tu descuento es del 7% de paga toneladas pagas siete euros» por el traslado.

Por otra parte, Llorente señaló que Azucarea Iberia dispone de «1.200 hectáreas de cultivo propio en Payuelos, a 70 y 80 kilómetros de la fábrica de La Bañeza y se trae producción de la provincia de Palencia y de Mayorga de Campos (Valladolid)».Además, no sólo hay que considerar el transporte a la hora de calcular la rentabilidad del cultivo, pues «sólo con los 300 euros que supone el arranque ganamos mucho dinero».

Un ahorro «para la fábrica»

Así, en opinión de Llorente, la continuidad del cultivo no está vinculada a la cercanía a la fábrica, porque «el transporte lo contrata y lo paga la industria y, por tanto, ésta es la beneficiada de la cercanía de las explotaciones, mientras que para el productor la ganancia por este concepto es mínima».

Son las liquidaciones entre una y otra transformadora las que derivan la remolacha a Olmedo. Así, el remolachero de Acor cobra «42 euros por tonelada, mientras que Azucarera paga 25,50 euros de precio fijo, más otros 2,40 en concepto de compensación por la pulpa, una cantidad variable por la distancia a la fábrica y 3,60 euros en función del rendimiento medio de las tres azucareras de la compañía en la zona norte, no en la fábrica de La Bañeza, por lo que no se llega a los 42 euros por tonelada de media». Es la media de las fábricas la que ha perjudicado a los remolacheros leoneses el año pasado, cuando las siembras se atrasaron por el exceso de lluvias como este, cuando el problema ha sido el contrario. En cualquier caso, el resultado ha sido el mismo: un rendimiento medios paupérrimo.

Toda la remolacha que se derive a Olmedo «se agrupará en un módulo de arranque y carga» del que será responsable Ucogal con su maquinaria. Sin embargo, Azucarera «no se ha parado a preguntar qué maquinaria podíamos aportar en León y la trae toda de otras provincias».

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec