Los ganaderos de La Cabrera se sienten abandonados por la Junta

pastos la cabrera

Casi dos meses después del primer aniversario del incendio que arrasó cerca de 10.000 hectáreas en La Cabrera, los ganaderos de la comarca siguen sin tener "notificación alguna" que avale, al menos con previsiones, el cumplimiento de la medida que el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suaárez-Quiñones, avanzó a finales de agosto.

Una promesa que recogía la posibilidad de poder pastar en el terreno quemado sin necesidad de que transcurrieran la totalidad de los cinco años que prevé la ley y que prohíbe los aprovechamientos tras los siniestros de este tipo. Sin embargo, y por ahora, la promesa es solo eso, porque los afectados siguen sin conocer los detalles, las zonas donde podrán pastar y ni siquiera en que previsión podrán hacerlo. «Por ahora nada, una vez más», se lamenta uno de los ganaderos, cansado de que todo parezca que solo se queda en palabras. «Llevamos año y medio sin poder pastar, gastando dinero de nuestros bolsillos porque estos rebaños son nuestra forma de vida, ¿qué hacemos, cogemos a las vacas y nos vamos?», incide, reclamando que, por lo menos, «se nos dé a conocer en que plazo podremos pastar en los terrenos que quedaron suspendidos tras el incendio».

Una reclamación que se sustenta en la necesidad de los ganaderos de conocer si contando con esta posibilidad podrán computar las hectáreas para cobrar la PAC en 2019. Un hecho que este año no han podido efectuar al no contar conterrenos, puesto que la prohibición de pastar sigue vigente tras el incendio. «Muchos han perdido la subvención este año, dejando de ingresar incluso 8.000 euros», avanzaron otras fuentes.

En su día, coincidiendo con el aniversario del devastador siniestro, el consejero recordó que la Ley de Montes prevé que cuando hay un incendio hay una prohibición de pastar, pero recoge una excepción para tomar alguna decisión provisional para evitar dañar los intereses ganaderos. En base a esa excepción, la Junta recoge una instrucción según la cual superado el año del incendio —del que ya pasan más de dos meses— se pueden hacer una serie de atribuciones de pasto para los ganaderos. Un compromiso que sobre el terreno aún no ha materializado, como denuncian los afectados, que urgen soluciones, plazos y medidas efectivas para tratar de paliar las consecuencias que a mayores ha supuesto el incendio para su actividad, uno de los principales motores económicos de la comarca.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec