Jamuz, la comarca que sedujo al artista Gauidí

ladrillosGaudiJamuz

Distinguida hace unos meses como Zona de Interés Artesanal, la localidad de Jiménez de Jamuz presume de una ligazón histórica con el tradicional oficio de la alfarería. 

Su barro, rico en plasticidad y fácilmente modelable, atrajo incluso al mismísimo Antonio Gaudí, que decoró el interior del Palacio Episcopal de Astorga con un millón de ladrillos salidos de los hornos de Jiménez.

A día de hoy, seis familias del pueblo continúan dedicándose de manera profesional a este oficio, cuyo desarrollo se puede contemplar en el Alfar Museo de la localidad. Su sede, una pequeña casa tradicional, que en estos momentos se está reformando, cuenta con un horno de 200 años de antigüedad el cual sigue en activo gracias al maestro alfarero, Jaime Argüello, quien se encarga de enseñar las instalaciones y hacer una demostración práctica de modelado a la que invita a participar a todos los visitantes.

Con el maestro alfarero concemos un poco más esta tradición acompañados también del alcalde de Santa Elena de Jamuz, Jorge Fernández, quien nos adelanta que, en enero, se podrá visitar de nuevo este museo recién reformado.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec