El Órbigo se opone a las presas y crean una plataforma para su lucha

La postura contraria de los vecinos ha quedado plasmada en distintas manifestaciones. MARCIANO PÉREZ -

La reciente publicación por parte del BOE de la Declaración de Impacto Ambiental favorable al proyecto de regulación lateral del río Órbigo, que supone la construcción de dos presas de 23 hm3 de capacidad máxima en La Rial y de 11,3 en Los Morales, como primera medida remitirán un escrito a la nueva ministra desaconsejando el proyecto.

Ha aumentado la indignación de los municipios afectados, ya que consideran que ninguna de las alegaciones que presentaron —de las 2.262 recogidas en total— han sido contestadas ni tenidas en cuenta por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural. «Es un estudio muy vago, sin concretar soluciones a los graves problemas que supondrá para nosotros la construcción de estos embalses», explicó el alcalde de Carrizo de la Ribera, Julio Seoánez, que en la tarde del lunes se reunió con el resto de municipios afectados —Cimanes del Tejar y Llamas de la Ribera— y con un abogado para estudiar las opciones legales a las que se pueden agarrar para luchar contra el proyecto.

Según el alcalde de Carrizo, el letrado les explicó que no se puede recurrir la DIA, ya que se trata de un acto de trámite. Por eso, para iniciar acciones legales el proyecto tendría que estar ya aprobado. Por este motivo, les recomendó que como paso previo constituyan una plataforma legal, que integre a todos los municipios y colectivos contrarios al proyecto, para poder emprender la vía jurídica.

Antes de nada, la plataforma remitirá un escrito a la próxima ministra de Medio Ambiente, Teresa Ribera, en la que le explicarán su postura respecto al proyecto y a la que solicitarán un encuentro para tratar de frenar la construcción de las dos presas desde el entendimiento. «Esperemos que la nueva ministra sea más receptiva y sensible con nuestras reivindicaciones», matizó Seoánez.

De la misma opinión es el alcalde de Cimanes del Tejar, Andrés García, cuyo municipio se verá afectado por la presa de Los Morales proyectada en parte sobre terrenos de Velilla de la Reina. «Es una aberración de proyecto. Soy el primero en defender que todos los regantes tengan derecho al agua pero tienen que haber otras alternativas menos perjudiciales», destacó el regidor, que recuerda que el Órbigo es la zona lupulera por excelencia en España. «La planta tardará por lo menos diez años en adaptarse a las nuevas condiciones climatológicas que impodrán la construcción de dos pantanos, porque eso es lo que son, con toda la humedad y la niebla que implican, lo que requerirá la utilización de más y costosos tratamientos fitosanitarios que no sabemos si afectará a su calidad», explicó García.

El alcalde de Cimanes considera que para garantizar el riego no es necesario este tipo de proyectos y considera que sería mucho más efectivo invertir en la modernización de los regadíos como se ha hecho en el Páramo. «Muchos regantes además no han tenido en cuenta que son ellos los que asumirán el elevado coste en energía que supondrá elevar el agua a los dos embalses», denunció el regidor socialista. Además denunció que con la construcción de los embalses desaparecerán los manantiales que siempre han suministrado a Carrizo y Villanueva, ya que serán asumidos por los nuevos vasos.

Andrés García sólo ve inconvenientes al proyecto y ningún beneficio para los pueblos afectados. «Los que piensen que esto va a suponer la creación de puestos de trabajo y un impulso del turismo están muy equivocados», aseveró.

El alcalde de Cimanes espera que la nueva ministra sepa ver todos los inconvenientes medioambientales que supone este proyecto y lo frene antes de que sea aprobado.

El tercer ayuntamiento contrario al proyecto es el de Llamas de la Ribera, que aunque su territorio no se verá afectado por la construcción de los embalses sí perjudicarán a sus plantaciones de lúpulo.

Tags: ,

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec