100 años sobre el río Eria

castrocalbónHoy se cumple un siglo de la puesta en servicio del puente de hierro que cruza el río Eria, una infraestructura para la que piden protección.

El puente de hierro de Castrocalbón cumple hoy cien años desde su apertura al tráfico, una efeméride que coincide con el de la puesta en servicio de la carretera de Camarzana de Tera a La Bañeza, en la que se encuentra ubicado. Así lo recuerda Ángel Turrado Barrio, profesor del Ceip San José de Calasanz, de La Bañeza, quien reclama a las autoridades un esfuerzo para evitar el deterioro de la infraestructura que, junto a muchos otros de la provincia, como los de La Bañeza, Sopeña de Carneros, Villafer o Valderas, son «herederos de la tecnología industrial de la escuela Eiffel».

«Hoy este puente ya forma parte del patrimonio histórico de la villa de Castrocalbón. Para evitar su deterioro y muerte debe limpiarse, conservarse y mantenerse», reclama Turrado, quien considera que «aunque esté fuera de servicio para el tráfico rodado, puede aprovecharse y reutilizarse como vía peatonal y lugar de paseo y esparcimiento». El profesor considera que los costes de su restauración «no serán cuantiosos pues solamente requiere algunos refuerzos y acondicionamiento del tablero y un lijado y repintado para evitar su oxidación».

«Nos consta que el Ayuntamiento de Castrocalbón y alguna asociación del pueblo han iniciado trámites para restaurarlo, pero se han encontrado con negativas o dificultades para llevarla a cabo. La celebración del centenario sería buen momento para hacerlo», propone Turrado, quien cita referencias de la revista especializada del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, en la que se describe el puente como «un ejemplo de una tipología de la era industrial, digno de admiración. No se debe mantener en el olvido ni este ni otros muchos similares a él, pues representan una época de saber hacer y construir».

Turrado recuerda que ue a principios de la década de los 70 del pasado siglo cuando se acometió el único acondicionamiento del puente. «Se sustituyeron las antiguas pasarelas de tablas de madera por otras de chapa, se alzaron algunos montantes para aumentar el gálibo, se llevó a cabo un lijado con arena proyectada y se dio una capa de pintura gris, la cual hoy está muy deteriorada». De hecho, una publicación del Colegio de Ingenieros, concretamente el ‘Catálogo de puentes anteriores a 1936’ ya recogía en 1988 que «las piezas metálicas están muy oxidadas y precisan de urgente lijado y protección».

El puente de hierro quedó fuera de servicio al tráfico a principios del siglo XXI «por la construcción de otro puente de hormigón paralelo unos metros aguas arriba, con una anchura superior y que ya permite el paso de vehículos en ambos sentidos».

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec