La CHD reabrirá las zayas en la Valduerna pero exige controles en el riego

Resultado de imagen de arroyo Castrillo de la Valduerna«Satisfechos». Así abandonaron ayer Valladolid los representantes de las juntas vecinales de Castrillo de la Valduerna y Velilla tras lograr el compromiso por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero de reabrir las zayas de forma inminente.

«Reconocen que el cierre de los arroyos a finales de junio ha terminado por afectar al abastecimiento humano», señaló ayer a este periódico Jesús López Iglesias, presidente de la junta vecinal de Castrillo. El agua del río Duerna volverá nuevamente a correr esta misma semana por ambos municipios garantizando el caudal ecológico y dando carpetazo a los continuos cortes que veían sufriendo vecinos y turistas.

Pero la CHD también ha impuesto sus condiciones para que el acuerdo se mantenga en el tiempo. Su presidente, Juan Ignacio Diego Ruiz, trasladó a los representantes municipales la obligatoriedad de mantener un caudal ecológico que en ningún momento podrá violarse e instó a colocar medidores a lo largo de los canales naturales para evitar que el riego sobrepase las cantidades permitidas. «A finales del próximo mes de octubre convocaremos una reunión con las dos comuninades de regantes afectadas para explicarles las medidas que debemos tomar», matizó López Iglesias. 

Durante el encuentro, los responsables de la CHD justificaron que la medida de interrumpir estos cursos de agua tan arraigados y tradicionales en la zona obedeció a la necesidad de mantener el caudal ecológico del río Duerna, que discurre por su término municipal, en estos meses de sequía, al tiempo que expresaron su compromiso de reabrir la conducción que alimenta la captación de agua del Ayuntamiento. Tras escuchar sus demandas, también se sugirió a los usuarios la conveniencia mejorar la coordinación y planificación con las dos comunidades de regantes existentes.

Por otra parte, la CHD se ha comprometido a estudiar la inclusión de las zayas de Castrillo y Velilla dentro del nuevo Plan Hidrológico de 2021, una medida que considerará los arroyos como masa de agua artificial, «lo que garantizaría que tengan caudal todo el año».

Pleno extraordinario

La localidad de Castrillo ha convocado un pleno extraordinario para este viernes con el fin de profundizar sobre los problemas de agua que afectan al municipio. La oposición expondrá al actual equipo de Gobierno, liderado por la popular Elvira Flórez, la necesidad de construir un nuevo pozo que paliaría la sequía «de forma definitiva» aunque las zayas volviesen a cerrarse en un futuro.

Por su parte, los regantes de la zona insisten en que este verano no han abusado del agua de los arroyos —como insinuó la CHD— y que las zayas se secaron «por la imprudencia de la confederación».

Tags: , ,

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec