La CHD sanciona con 3.600 € por regar en la comarca de la Valduerna

pozos valduerna

La CHD ha comunicado este mes a un agricultor de la comarca de la Valduerna el inicio de un expediente sancionador y el nombramiento de instructor para éste por el riego indebido de dos parcelas en las que había sembrado patatas. Se trata de una finca de 2,32 hectáreas y una segunda de 0,89, situadas ambas en el municipio de Castrillo de la Valduerna. 

Al parecer, el agricultor utilizó agua de un pozo para dar agua a ambas fincas sin que éstas estuvieran incluidas en la concesión. Fruto de estos hechos, que sucedieron en la campaña de riego pasada, se propone una multa de 2.286,84 euros, cantidad a la que se suman 1.315,02 euros en concepto de indemnización por los daños causados al dominio público hidráulico.

En la documentación remitida por la CHD —con fecha de salida de 9 de marzo— se apunta la posibilidad de reducir la sanción en un 20% "si el infractor reconoce voluntariamente su responsabilidad o bien realiza el pago voluntario" de la multa antes de dictarse resolución. Para aplicar esta bonificación, renunciaría a "cualquier acción o recurso en vía administrativa contra la sanción". La rebaja alcanzaría al 40% de la multa si, además de reconocer su responsabilidad, pagara la sanción, rebaja condicionada también al desestimiento de acciones contra la multa. La indemnización se mantendría invariable en todos los casos.

Las críticas de Asaja

El secretario general de la organización agraria Asaja, José Antonio Turrado, criticó ayer el importe de la sanción por considerarlo desproporcionado, así como el sistema de reducción de la multa, que incita al agricultor a abonar su importe, renunciando a los recursos que podría anteponer.

Imagen relacionada"La Confederación Hidrográfica del Duero, un organismo dependiente del ministerio de Agricultura, la ha tomado con los agricultores de la Valduerna, y si nadie lo impide, acabará con la agricultura en esa vega próxima a La Bañeza. Esa fértil vega se riega con aguas del río Duerna, un río que sufre un fuerte estiaje que únicamente se evitaría con un embalse proyectado en su día y descartado por ahora al no estar en los planes hidrológicos del Estado. El principal recurso que se utiliza no es de aguas superficiales, sino de unos pozos tradicionales, de escasos metros de profundidad, que alcanzan la capa freática y dan caudal para regar una superficie de más o menos una o dos hectáreas, y con mucha paciencia. Con el redimensionamiento actual de las explotaciones, los agricultores riegan la finca en la que está el pozo y en muchos casos otras limítrofes o próximas. Estos pozos, hechos en la segunda mitad del siglo pasado, la mayoría no están legalizados, y los que lo están tienen asignado un volumen de extracción ridículo para lo que es la agricultura actual. Así las cosas, la Confederación ha decidido clausurar este sistema de riego, y ha comenzado por cursar denuncias de 3.500 euros a cada usuario. A golpe de sanciones desproporcionadas la Confederación, es decir, el Gobierno, está disuadiendo a los agricultores de la Valduerna para no regar, para que sus fincas se queden de secano, para que no siembren patatas, ni remolacha, ni trigo, ni maíz, ni alubias, ni nada. El Estado no entiende que se trate de una comarca desfavorecida donde nunca se han hecho las infraestructuras públicas agrarias necesarias, no entiende que le quita el pan a decenas de familias, no entiende que si se ha vivido así tantos año no se pueda seguir haciendo lo mismo, no entiende que no se debe de tratar una zona como esa igual que se tratan los acuíferos sobreexplotados de Castilla. El Gobierno, no entiende nada, no entiende a nadie, responde con multas como un perro de presa, multas que instruye gente sin sensibilidad agraria alguna. Gente destructora."

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec