Una mujer detenida en Riego de la Vega por huir de un control policial tras ser cazada por el radar

radar control policial

Una conductora fue puesta a disposición judicial esta semana tras ser detenida en Riego de la Vega, después de una persecución de película a cargo de la Guardia Civil, esta vez por diferentes autovías de la provincia, hasta terminar con el arresto en la A-6 a cargo de una patrulla de Astorga.

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana. Según confirmaron a este periódico fuentes del Instituto Armado, ,se había establecido un control de velocidad rutinario en la A-231 (León-Burgos), entre las demarcaciones de la capital y Sahagún, con el objeto de regular el tránsito de vehículos y camiones a velocidad excesiva.

Uno de los vehículos superó en ese momento los 131 kilómetros por hora que se había establecido como límite para el radar en una zona autorizada solamente a la circulación a 120 kilómetros por hora, por lo que se dio aviso al coche de apoyo para que procediera a formular la correspondiente denuncia.

Llegado el vehículo infractor a la altura de la patrulla encargada de darle el alto y pese a que había señales luminosas suficiente, la conductora hizo caso omiso de la indicación de detenerse y emprendió una huida que en un primer momento, contó con dos patrullas perseguidoras, para tratar de persuadir de su actitud a la protagonista. No solo no lo hizo, sino que enfiló la autopista AP-71 (León-Astorga) y siempre a una velocidad excesiva y sin atender a las indicaciones de los agentes, continuó su camino. Para ello, no se detuvo siquiera en el peaje de Hospital de Órbigo, se saltó la barrera y las indicaciones y continuó su camino, perseguida por hasta seis patrullas de la Guardia Civil que, según fuentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil, tuvieron siempre a la vista a la conductora, que definitivamente y tras recorrer una distancia de en torno a 100 kilómetros, fue interceptada en la autovía, ya en dirección Madrid, donde depuso su actitud.

Fuentes de la Subdelegación de Gobierno de León confirmaron la detención de la conductora, que fue sometida a pruebas de consumo alcohol y drogas antes de que fuera llevada a prestar testimonio en sede judicial.. La arrestada sostuvo en su versión inicial que no se detuvo por temor, puesto que en el interior de su cabeza escuchó voces que le decían que estaba corriendo un grave peligro y que no se detuviera. Guiada de esos consejos, decidió seguir la conducta reseñada, si bien serán los profesionales del Instituto de Medicina Legal de León quienes determinarán la verosimilitud de sus declaraciones y el camino a seguir en este ámbito.

En el dispositivo dirigido por las patrullas del Destacamento de Tráfico, participaron también efectivos de la Unidad Especial de Seguridad Ciudadana (Usecic), la nueva unidad creada para responder con mayor rapidez a las necesidades de los ciudadanos ante cualquier situación de estas características.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec