"Nos pisaban la cabeza y nos apuntaban con la pistola" (Entrevista Audio)

JulitoOnzadeOro

Tras el atraco sucedido ayer en La Bañeza, "Julito" el dependiente de la joyería La Onza de Oro, ha declarado en la radio local de La Bañeza como se produjo el incidente efectuado principalmente por dos encapuchados en su establecimiento. 

Fuente: Radio La Bañeza

Fue entorno las 10.30 de la mañana cuando estos dos individuos accedieron a la joyería obligando a uno de los clientes, que se encontraba ya dentro del propio local y a Julito, a tumbarse en el suelo siendo encañonados con un arma de fuego. Entre el revuelo otro cliente entró en el establecimiento sin haberse percatado de lo que estaba sucediendo y también fue obligado a tumbarse junto al otro cliente mientras ellos se hacían con el botín.

Otra mujer al intentar acceder a la joyería se percató de lo que sucedía y a pesar de que los propios atracadores le intentaron retener ella huyó dando la voz de alarma. Algunos testigos de los negocios cercanos explicaron que fue el grito de una mujer el que les alertó de que algo extraño ocurría. «Al oír las voces nos asustamos y salimos a ver, a prestarle ayuda, a tratar tranquilizarla», dijeron, « y al instante llegaron los agentes», continuaron. Los cacos ante este error por, parte de ellos, escaparon corriendo por la callejón de La Calleja, perseguidos por el propio gerente, Julito, y uno de los clientes, natural de San Esteban de Nogales los cuales ofrecieron resistencia para evitar que se escaparan pero los encapuchados les volvieron a amenazar con las armas para asegurarse la fuga. En este forcejeo en la propia calle se les calló una manta la cual contenía una pequeña parte del botín.

Como ya se sabe los delincuentes huyeron en un Audi A6 negro, el cual supuestamente habían robado antes del atraco.

La Guardia Civil ha abierto una investigación sin que, al cierre de esta edición, se hubieran producido novedades, aunque durante la mañana estuvieron recabando pruebas en el local. Los agentes mantienen abiertas todas las líneas para tratar de dar con los ladrones, según confirmaron fuentes oficiales.

Tras conocerse lo ocurrido fueron muchas las personas que se acercaron hasta la joyería para trasladar su preocupación y ánimo a los dueños, una familia muy conocida en la ciudad. Las muestras de apoyo y la sensación de inseguridad ocupaban el mismo protagonismo en todas las conversaciones. Y es que los robos son ya una constante que indignan y preocupan a los habitantes de esta zona de la provincia.

Esta joyería ya ha sido víctima de los cacos en varias ocasiones. En 2013, los ladrones abrieron un butrón para colarse en su interior y hacerse con un buen número de piezas. Unos años antes la joyería que los mismos propietarios tienen en la plaza Mayor fue atacada por unos individuos con mazas para romper los cristales blindados de los escaparates y llevarse las joyas en una rápida actuación.

El local que fue asaltado ayer dispone de alarma y también se confía en que las cámaras de seguridad que hay en la zona puedan servir de ayuda a la hora de esclarecer la autoría de los hechos. «Hay miedo y mucha sensación de inseguridad, un día roban en un bar, otro día en un comercio, al siguiente en una casa», comentaba una vecina, del barrio mientras la normalidad trataba de instalarse de nuevo en la zona.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec