La provincia de León comienza la operación salida aun sin patrullas integrales y pequeños radares

miniradar

La operación especial de tráfico de Semana Santa, la más intensa del año por el gran volumen de movimiento de vehículos en un corto espacio de tiempo, comenzará mañana y en León lo hará aún sin los nuevos medios anunciados por la DGT para intensificar la seguridad en las carreteras, especialmente en las secundarias donde se producen ocho de cada diez accidentes.

La Guardia Civil de Tráfico de la provincia no dispone todavía de las patrullas integrales, un sistema pionero en las motos de los agentes equipado con etilómetro y lector de drogas portátiles, además de un cinemómetro láser ligero. Tampoco cuenta con los pequeños radares, de tamaño compacto que pueden transportarse a bordo de las motos e instalarse en cualquier punto gracias a un trípode o anclados en los guardarrailes. De acuerdo a las previsiones, la provincia tiene asignadas quince motocicletas con patrulla integrada (Subsector de León y destacamentos de Ponferrada y Cistierna y una furgoneta). La delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, presentó ayer en Valladolid los medios para toda la Comunidad: 78 motocicletas, nueve furgonetas, 212 etilómetros y 65 lectores de drogas.

De momento, también se desconoce si la provincia contará con alguno de los 60 equipos de pequeños radares que se pondrán en marcha en todo el país y que tienen como fin actuar sobre puntos de especial siniestraliedad para aminorar los accidentes.

La misión de las patrullas integrales presentadas por vez primera el martes por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tiene como protagonistas a tres de los factores que más influyen en la accidentalidad con controles «más dinámicos, inmediatos y operativos en cualquier momento, vehículo o carretera».

Se trata de un sistema pionero en Europa, un nuevo concepto con medios portátiles con los que podrán realizar control de velocidad, pruebas de detección de alcohol y de drogas de manera autónoma sin necesidad de contar con el apoyo de los equipos de atestados ni los equipos de control de velocidad.

También, este nuevo dispositivo evitará la comunicación entre los conductores para que no se informen de la ubicación de controles al moverse rápido y los agentes podrán, además, notificar al conductor la infracción cometida en persona y así impedir la picaresca de identificar a otro conductor para no perder puntos del carné.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec