Los nuevos miniradares de la DGT ya están presentes en las carreteras leonesas

Velolaser

Los famosos veloláser han llegado a León y entre ellos se ha detectado ya uno en la comarca bañezana, más concretamente situado en la carretera LE-125, en el kilómetro 6, entre Herreros de Jamuz y La Bañeza, el único que se localiza físicamente en la red viaria de la provincia leonesa. 

Ese dispositivo con proporciones de envase de solubles ya vigila el paso diario de miles de conductores leoneses; el nuevo rádar veloláser, casi imperceptible para la vista de los usuarios de la carretera, figura como nuevo elemento de control desplegado por la DGT en este tramo final de verano, según descubre la red Social Drive, capaz de informar en tiempo real de la ubicación de aparatos dispuestos para el control del tráfico. En ese ejercicio que engloba la situación de 150 aparatos en todo el territorio español, hay dos veloláser que afectan de lleno a la red que vigila el movimiento de los conductores leoneses.

Otro, aparece ubicado en el sur de Asturias, en el curso de la Nacional 630, entre Campomanes y Flor de Acebos, que enfoca el movimiento de vehículos que transitan en sentido León, poco antes de acometer la subida de Pajares, en una de las carreteras vitales para la comunicación de la provincia leonesa con el Principado y recurso diario para miles de usuarios leoneses.

El veloláser dispone de una ventaja extraordinaria para los gestores que velan por que la velocidad se ajuste a la ley de seguridad vial: su facilidad para acoplarse a cualquier estructura con vistas a los corredores de circulación; un guardarraíl, la puerta de un coche patrulla de los que disponen los agentes de tráfico, en un trípode o en un soporte mínimo de las motocicletas que se sumarán al parque móvil de vigilancia. Otra de las características que acentúan su capacidad de camuflaje es la incorporación de un sistema técnico de vanguardia que admite su manejo de forma inalámbrica; a distancia, controlados por wi-fi, permiten una holgura cómoda para la finalidad para la que fueron diseñados.

Detectan la velocidad en dos sentidos de circulación o dos carriles, a una distancia de hasta 40 metros. Su diseño también los convierte en comodines extraordinarios para aplicar controles en tramos que se señalan por su especial siniestralidad. En León, Social Drive detecta uno en funcionamiento; otro se topa a diario con los cientos de leoneses que emplean el paso del puerto de Pajares para entrar en Asturias.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec