Ayuntamientos que se saltan la Ley de Transparencia para ocultar contratos

Resultado de imagen de ayuntamiento villarejo de orbigo

¿Sabe el ciudadano que su ayuntamiento debe publicar cada tres meses en su página web todos los contratos que haya realizado en el último trimestre indicando la cantidad de dinero pagada y la concesionaria del servicio o de la obra? Probablemente, pese a que los medios se empeñen en informar sobre ello, no. 

Con eso cuentan los alcaldes y los equipos de Gobierno tramposos para evitar informar sobre contrataciones y, además, complicar que se pueda encontrar nada sobre los posibles tejemanejes que estuvieran realizando. Un ejemplo de ello podría ser los datos de contratación de los tres últimos años investigados por la Operación Enredadera, que está revisando contratos públicos en 43 ayuntamientos de España desde el año 2010.

La Ley de Transparencia española se aprobó en diciembre de 2013, pero no había obligación de incorporar los datos de contratos públicos de las administraciones —ojo, de todo tipo, no sólo los ayuntamientos sino también las diputaciones, las autonomías y las empresas o fundaciones públicas— hasta dos años después; es decir, que al menos los ayuntamientos leoneses investigados por la 'Enredadera' deberían mostrar los contratos de las empresas investigadas en sus webs desde finales de 2015.

¿Es esto así? iLEÓN denunció ya el año pasado que el 90% de los alcaldes de la provincia 'pasaban' de hacer cumplir la legislación de Transparencia (a la que se suma una Ley Autonómica aprobada por las Cortes de Valladolid en marzo de 2015), así que no es de extrañar que se encuentren administraciones municipales que no cumplen nada, otras que casi no cumplen y otras que, aún cumpliendo lo complican tanto que hace casi imposible que cualquier ciudadano pueda buscar este tipo de información de forma fácil y sencilla.

¿Qué información se ha podido encontrar de las empresas de la Operación Enredadera en Astorga, León, San Andrés del Rabanedo, Villaquilambre y Villarejo de Órbigo siguiendo la doctrina de la Legislación de Transparencia que indica que tienen obligación activa de informar sobre la contratación con dinero público? Esto es lo que el equipo de redactores de iLEÓN ha detectado en estos casos.

Villarejo de Órbigo no ofrece ningún dato sobre en qué gasta el dinero pese a que debe ser público desde 2015, Astorga y San Andrés del Rabanedo prácticamente no ofrecen información, León no publica los datos de proveedores de 2017 y borra las actas de las Juntas de Gobierno; y Villaquilambre impide la búsqueda de los contratos publicados. Así complican los alcaldes que los ciudadanos fiscalicen la contratación pública: incumpliendo flagrantemente la Ley de Transparencia.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec