Los Regantes piden seguir adelante con los trámites de las obras de Regulación Lateral del Río Órbigo

canala de la retencion

Los regantes del Órbigo, a través del Sindicato Central del Embalse de Los Barrios de Luna, han reclamado a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) que continúe con los trámites para la construcción de las balsas de la Rial y Los Morales.

Ante el parón que se está produciendo en los trámites encaminados a la construcción de dichas obras desde que el pasado 22 de mayo de 2018 la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural aprobara Declaración de Impacto Ambiental favorable a las mismas.

Los regantes demandan un incremento de regulación que complemente al Embalse de Los Barrios de Luna porque las consideran "necesarias"; y "máxime ante las declaraciones realizadas por todo el mundo científico consistentes en que el cambio climático traerá aparejado una disminución de las aportaciones y mucha inestabilidad meteorológica".

De la misma forma, no consideran "probado" que las balsas "perjudiquen" al lúpulo y apuntan que "para afirmar eso hay que demostrarlo". Al respecto, añaden que los países que más lúpulo cultivan en el mundo son Alemania (principalmente en la zona de Baviera) y Estados Unidos (Estados de Washington y Oregón), más húmedos que España.

Por otro lado, piensan que la introducción de nuevas regulaciones servirán para complementar la reserva de Barrios de Luna y el agua acumulada en ellas se repartirá equitativamente entre las 53.000 has del Sistema, según ha informado el propio sindicato a Europa Press a través de un comunicado.

El Sindicato Central se encarga desde la sequía de 1995 de repartir el agua disponible en cada campaña (reserva del embalse, aportaciones de los afluentes, escorrentías, etc), sin tener en cuenta la ubicación privilegiada que cada Comunidad pueda tener en la zona regable. Por ello, aseguran que "el agua de las balsas no iría destinada al Páramo, sino a 53.000 hectáreas dependientes del Sistema Órbigo".

Tampoco entienden que que pretende la Confederación con el encargo a la Universidad de Salamanca de un estudio de viabilidad económica, social y ambiental del anteproyecto; puesto que lo ven como un "giro inesperado" porque piensan que "todos esos factores ya han sido contemplados en los estudios previos y en la tramitación".

Por ello, los regantes lo único que han pedido es conocer el coste aproximado de amortización de la obra y el coste asociado de explotación. A la postre, ha apuntillado que creen que "no es lógico" hacer la inversión que se ha realizado o se llevará a cabo en modernización de regadíos "para después no disponer de agua".

 

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec