La Azucarera bañezana comienza la campaña más baja e incierta de la historia

AzucareraRemolacha

Con un retraso de dos meses, esta semana arrancó la campaña en la Azucarera de La Bañeza, con unas previsiones de 400.000 toneladas para esta campaña, lejos de las 900.000 de media en la última década.

Los primeros datos apuntan a que la decisión de retrasar la apertura por la mala situación en la que estaba la raíz en noviembre, fue acertada. Según Pablo Flórez, responsable Agrícola de la planta bañezana, la “espera ha sido positiva porque se partía de resultados bastante bajos, en el entorno de 15 grados de riqueza y ahora, según las últimas muestras, se ha elevado a 16,7 grados”, un resultado que califica de “positivo”.

En el primer día de campaña, que ha transcurrido con normalidad, se recibirán unas 3.000 toneladas y, según Flórez, se mantiene el aforo de 430.000 toneladas en esta campaña, si bien hace unos días se había rebajado hasta las 400.000. De momento, asegura que es “pronto” para conocer el rendimiento por hectárea de remolacha, puesto que se ha arrancado aún poca superficie y no será “hasta que no haya parcelas completas, cuando se sepa cuántas toneladas por hectárea de media” está produciendo la tierra leonesa. Además, según Flórez, hay unas 15.000 toneladas que ya se han entregado en la fábrica de Toro (Zamora), puesto que era la más cercana abierta.

Las previsiones meteorológicas anuncian avisos en la provincia de León por frío y nieve, algo que, en principio podría afectar a la cosecha de remolacha, según el jefe de cultivos de la planta leonesa esos fenómenos impedirán que se arranque toda la remolacha que se puede en un día, si bien es “cierto que hay muchas máquinas para arrancar”, por lo que no espera que se produzcan retrasos en las entregas. Sí que insiste en un llamamiento a los remolacheros, para que “quien pueda arrancar en sus parcelas, lo haga”.

El futuro, en “mano” de los agricultores

La campaña 2018-2019 que se acaba de iniciar en la Azucarera de La Bañeza se abre ahora y finalizará a mediados de marzo, se prevén unos 55 días de molturación. Es, además, la última en la que los agricultores tienen garantizado un precio de 42 euros por tonelada, puesto que, a partir de la próxima, Azucarera vinculará el precio al agricultor al que tenga el azúcar en los mercados internacionales, lo que supone una reducción en torno a 6,5 euros por tonelada, un 20%. Según el responsable agrícola de la planta de La Bañeza, el “futuro vendrá de lo que quieran hacer los agricultores”, pero la industria “espera que la mayor parte apuesten por seguir sembrando remolacha”. Además, explica que los costes de producción no son iguales para todos los agricultores y recuerda que “Azucarera se ofrece a hacer cultivo compartido para diversificar los riesgos” y eso supone que “en ciertas explotaciones, los agricultores deciden qué labores o insumos aportan y lo que no hagan ellos, lo hace Azucarera a través de empresas de servicios, en función de lo que aporte cada uno, hay un reparto de la producción y las ayudas -1.000 euros por hectáreas entre las acopladas y PDR- son íntegras para el agricultor”.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec