Azucarera cree que habrá una subida de precios y que aspira a asumir más mercado europeo

AzucareraRemolacha

La Azucarera bañezana intentará aprovechar la situación que se ha generado a nivel continental por el cierre de dos plantas alemanas, mientras comienza una subida de precios debido a que habrá menos producción pero con la misma demanda. 

En un nuevo contexto económico, fruto de la liberalización de las cuotas y de la reforma de la Organización Común del Mercado, Azucarera ha tenido que adaptarse. Así, la marca ha optado por ofrecer dos nuevos modelos de contratación, a los que al precio base se le añade un complemento ligado al precio medio europeo de azúcar.

Desde 2006 todos los paises de la Unión Europea deben informar a Bruselas del volumen de azucar cendido en euros/tonelada para poder calcular un precio medio ponderado. Muchos son los que se preguntan el por qué de la última caída en el mercado del azucar. Desde Azucarera se avanza que, en la campaña 17/18, "se dio la tormenta perfecta, coincidiendo con la liberalización de cuotas y con una sobreproducción mundial". Los productores "sembraron grandes cantidades de remolacha para bajar sus costes de producción, lo que provocó que Europa pasase de ser de importador a exportador de azúcar, teniendo que competir en el mercado internacional". La caída de precios, en este contexto, "no tuvo precedentes".

Ante este panorama, Azucarera quiere apostar por entrar en la "ventana de oportunidad" que genera el cierre de dos plantas de la alemana Suedzucker. Este hecho, visto por la empresa como "un ejercicio de responsabilidad", da lugar a una bajada del volumen de producción a la que Azucarera quiere sacar partido.

Con una actualidad fluctuante, Carol Durán defiende que el precio a corto plazo evolucionará siguiendo la Ley de la Oferta y la Demanda. "Va a haber mucha menos producción de azúcar con la misma demanda, lo que llevará a que los precios repunten como señalan los principales analistas y consultores".

España consume 1.200.000 toneladas de azúcar y produce 525.000. Por cada tonelada de remolacha tipo se obtiene 138 kilos de azúcar.

La empresa, con plantas en La Bañeza, Toro, Benavente y Miranda de Ebro, afronta el futuro con claridad de ideas. "Nosotros tenemos que seguir mejorando la eficiencia de nuestras fábricas con nuestro plan de inversiones", afirma la responsable de Estrategia, Carol Durán.

De la misma forma entiende que en Azucarera "seguimos de la mano de los clientes para ofrecer soluciones adaptadas al mercado y trabajamos con los agricultores de la remolacha para mejorar sus costes de explotación, haciéndoles propuestas de modelos más atractivos para ellos".

 

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec