Piden 16 meses de cárcel por enseñar en la fiesta del pueblo fotos de su ex desnudo

juzgados leon

El Juzgado de lo Penal número 2 de León acogerá el próximo 14 de enero de 2019 la vista oral en la que comparecen como acusados una ex pareja que protagonizó una dantesca pelea en las fiestas de Villares de Órbigo, por los que se les acusa de varios delitos de violencia doméstica y de género, y de lesiones en el ámbito familiar. 

Los hechos que se juzgan se remontan al 24 de julio de 2017 cuando la acusada, vecina de León, se dirigió a Villares de Órbigo, localidad de la que es natural la que fuera su pareja sentimental, y que ese día celebraba las fiestas patronales, y en plena plaza, donde tenía lugar el baile popular, comienza a mostrar a los presentes fotos de carácter íntimo de su ex, sin su autorización, en las que aparecía desnudo de cintura para abajo, según consta en las calificaciones previas del Fiscal, y de las que se burla abiertamente. Las imágenes se tomaron en el tiempo en el que fueron pareja sentimental con el consentimiento de ambos.

Cuando la actual novia de él se da cuenta, le trata de arrebatar las fotos, momento en el que la acusada, y según consta en el escrito, le propina un puñetazo a su ex con el que le tiró las gafas al suelo. Una vez que se las pone, le vuelve a golpear en la caza y le quita las gafas, ocasionándole un arañazo cerca del ojo. Al parecer, él la empuja a la altura de los hombros y la quita el reloj de pulsera que llevaba.

Como consecuencia de estos hechos, ninguno de los dos resultó herido, salvo el arañazo, que no tenía mayor trascendencia, según las calificaciones.

Los acusados no se han devuelto los objetos que se sustrajeron y que han sido valorados en 318 y 720 euros, respectivamente. A la mujer se le pide una pena total de 16 meses de cárcel, nueve por revelación de secretos y siete por maltrato, más una multa de diaria de seis euros durante dos meses por apropiación indebida. Además se le impone una orden de alejamiento por la cual no podrá aproximarse a su ex a una distancia menor de 200 metros. Tampoco podrá ponerse en contacto en él por ningún medio.

Al hombre se le pide siete meses de prisión por maltrato, una multa de seis euros diarios durante cuatro meses y la misma orden de alejamiento que a su ex. Además ambos tendrán que indemnizarse mutuamente por los objetos sustraídos.

En su escrito de defensa, el acusado afirma que desde que finalizó su relación sentimental con la también acusada, en febrero de 2016, ella se ha dedicado a molestarle y perseguirle, enviándole además numerosos mensajes amenazantes. También afirma que el día de los hechos ella mostró fotografías en las que mostraba las partes íntimas de él, a la vez que se burlaba y le profería insultos como «maltratador, hijo de puta cabrón o gitano».

El acusado afirma que tras la trifulca, es él el que llama a los servicios de emergencia (112), así como a la Guardia Civil. También aseguran que la acusada se marchó del lugar antes de que llegaran las fuerzas de seguridad, y que en ningún momento la insultó ni la empujó y mucho menos que la quitó el reloj, marca Tag Heuer, que él mismo la había comprado, ya que ni siquiera lo llevaba puesto el día de los hechos. De hecho el escrito asegura que la denuncia por su sustracción la formuló seis meses después de los autos. Por todo esto el escrito de defensa se pide la libre absolución para el acusado.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec