"Haciendo cenizas del árbol caído"

Cedro Ardiendo

El cedro que fue cortado el pasado viernes en la Plaza de El Salvador ha acabado tirado por donde el "antiguo matadero", detrás de la depuradora, donde están procediendo a su quema, una madera que desde el consistorio hace escasos días confesaba no saber fijo que hacer con ella, pero una de las posibilidades era reutilizarla. 

Aseguraban que posiblemente se harían tableros de dos metros y medio, y si alguien le interesaba lo podría comprar, según fuentes municipales, no es madera muy buena ni con mucho interés, según las declaraciones realizadas al portal digital iLeón.

Pero parece que no ha sido así y se ha optado por quemar toda la madera que salió de este cedro de unos 15 metros de envergadura, tras la polémica por su tala son varios los que en las redes sociales han querido informar de lo que ha acabado sucediendo con este ejemplar de unos 50 años que ornamentó la plaza de El Salvador.

Un árbol que era un problema de seguridad debido a las obras de la plaza las que afectarían a sus raíces superficiales y podrían causar que se cayese. Tras el estudio realizado por una empresa a cargo del Ayuntamiento, aunque no han especificado cual es la empresa, el resultado fue que "no es un árbol de especial valor cultural para La Bañeza", ya que el "cedrus deodara, es un árbol de jardinería de Asia, habitual en parques y jardines, y su crecimiento es relativamente rápido para ser una conífera". Se trataba de un árbol que se encontraba en la mitad de la envergadura que podría alcanzar, y "no es un árbol centenario, se calcula que tiene entre 40 y 50 años".

Tampoco se podía barajar la posibilidad de su trasplante debido a su gran tamaño y la especie, lo que la posibilidad de supervivencia sería muy baja, además sería algo muy costoso y sin garantías de que sobreviviera.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec