Las víctimas de abusos sexuales en la Iglesia no quedaron convencidos en la cita con Blázquez

Juan Cuatrecasas Asociacion Infancia Robada

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez, mantuvo ayer un encuentro con los representantes de la Asociación Infancia Robada de víctimas de abusos sexuales en la Iglesia (Anir), del que han salido "escépticos" aunque reconocen que Blázquez se ha mostrado "receptivo y cercano".

En la reunión estuvieron presentes el el presidente de la asociación y padre de la víctima del caso Gaztelueta, Juan Cuatrecasas, y el vicepresidente de la asociación, Javier Méndez, víctima de abusos en La Bañeza.

Tras el encuentro, Méndez manifestó que el presidente de los obispos españoles "está de cuerdo con investigar el pasado, pero no se comprometió a nada". Cuatrecasas subrayó que las víctimas "dejan las puertas abiertas" y aseguró que, "si hay un paso adelante por parte de la Iglesia, será bien recibido".

Los representantes de la asociación presentaron a Blázquez un documento de cuatro páginas en el recogen sus reivindicaciones para reclaman medidas para evitar "que estos delitos se perpetren en el futuro". Asimismo, reclaman que se atienda a las víctimas actuales y que los casos del pasado sean investigados. También exigen que en las comisiones de investigación haya profesionales "independientes e imparciales" que aporten credibilidad y transparencia.

Otra de las reclamaciones consiste en que toda la documentación que obra en manos de la Iglesia sobre los casos de abusos "salga a la luz" y que se cree una oficina de atención a las víctimas dentro de la Iglesia.

También exigen que haya un control de seguimiento de las medidas concretas que se vayan adoptando y unos plazos de actuación fijados previamente, además de pedir una reforma urgente de los protocolos de actuación de 2010 de la CEE y la creación de una oficina centralizada de atención a las víctimas.

Logo1Baner

© 2017 LaBaneza.net. Todos los derechos reservados. Diseñado por ULTec